CRECIMIENTO EN CACHORROS

Estándar

El desarrollo de los animales de compañía es complejo y largo, por este motivo vamos a comentarlo en dos capítulos; uno para los perros y otro de gatos. En este post  nos centraremos en el perro.

La mejor época de destete en perros es al mes y medio de edad, pues el periodo de socialización en cachorros es muy corto, tan solo dura tres meses. Si lo destetamos al mes y medio, habrá convivido con la madre y otros cachorros desde su nacimiento, y nos queda un mes y medio más, para que se socialice con  la nueva familia que lo adquirirá.

Es importante saber que el cachorro una vez ha terminado el periodo de lactancia pierde una enzima que ayuda a digerir la lactosa de la leche. Por esto la mayoría de las veces que damos leche a nuestros perros, suelen tener descomposición e incluso vómitos. El crecimiento del perro es muy rápido y se termina aproximadamente a los ocho meses  de edad (su pubertad).  Casi todos los cachorros suelen necesitar de un aporte de calcio. Podemos dar en perros de raza pequeña o mediana ¼ de pastilla y en perros de gran tamaño ½ pastilla o una dependiendo de las necesidades de cada uno.

Hay razas que tienen muchos problemas articulares y óseos durante y después del crecimiento como por ejemplo: Basset hound, Pastor alemán, Pequinés, etc. Podemos darles Calcárea Carbónica, Calcárea Fluórica y Calcárea Fosfórica en gránulos o en alguna de las presentaciones que preparan los laboratorios homeopáticos. Estas tres Calcáreas son básicas para un correcto crecimiento.

Como alimentación podemos usar piensos comerciales de alta calidad, alimentación de casa o seguir una dieta natural de carne y huesos crudos, tal y como se explica en un anterior artículo del blog (en catalán).  La alimentación casera debe estar muy bien equilibrada. Para ello, a nuestro cachorro debemos darle cada día, de media, una pastilla de calcio, 3 gránulos de las calcáreas y una cucharada de levadura de cerveza. Hay que alternar pasta con arroz (éstas siempre deben estar muy bien hervidas), carne roja (ternera, buey o caballo) y blanca (pollo, pavo o conejo) y todo tipo de verduras, menos la cebolla y derivados (puerros, ajos tiernos, etc.). Una vez a la semana pescado blanco. Dos tres veces a la semana añadiremos a su comida una o dos sardinas para fortalecer el pelo. Dos veces a la semana añadiremos yogur natural descremado y mejor si es bio y/o queso blanco fresco.  No es aconsejable darles legumbres, porque pueden provocarles una fuerte fermentación. El pescado para conservar al máximo sus vitaminas y proteínas lo cocinaremos de la siguiente manera: una vez haya terminado la ebullición de la pasta, el arroz o las verduras, al cerrar el fuego, pondremos el pescado,  lo dejaremos cinco minutos en esta agua caliente y la sacaremos. En todas las comidas se puede añadir una cucharada de aceite de oliva.

En cachorros es aconsejables ofrecerles la comida tres veces al día durante quince o veinte minutos y después retirarles el plato. Recordar también que necesitan siempre agua a disposición.

SONSOLES PONS

VETERINARIA

CUIDADOS EN EL GATITO

Estándar

En el articulo pasado hablamos de la nutrición natural en perros, y en este nos basaremos en la nutrición del gatito.

El gato es un carnívoro estricto, lo que quiere decir que necesita proteína animal para vivir y desarrollarse correctamente. El tipo de proteína que necesita el gato puede provenir de la carne roja (carne de buey, caballo, cordero…) carne blanca (pollo, pavo…) o del  pescado (pescado azul y blanco). De proteína necesitaría dos cuartos de la alimentación total. El gatito también necesita fibra en su alimentación para que sus intestinos funcionen correctamente, pudiéndole dar judías, espinacas, acelgas… las únicas verduras que no son aconsejables ni en perro ni en gato son las cebollas ni los derivados de éstas. Como fuente energética podemos dar pastas o arroz y algo de yogur o queso fresco. Esta última parte será el cuarto restante de la alimentación. Debe tener agua siempre a disposición y conviene remojar la comida con una cucharadita de aceite de oliva.

Es bueno acostumbrar a nuestro gato desde pequeño a una gran diversidad de sabores y texturas de comida, porque si no de adultos todo aquello que no han probado lo rechazan.

El gato come por el olfato, así que es muy interesante preparar las comidas bien aromáticas, y no servirlas frías.

Es aconsejable facilitar a nuestro gatito desde pequeño un sitio donde arañar, ya que el gato marca su terreno a partir de la conducta del arañazo. Para arañar les gusta mucho las moquetas, cartones, el mimbre y troncos de leña. Estos siempre deben estar puestos verticalmente y en una zona no muy cercana a donde come y defeca.

Desde muy pequeños aprenden ha hacer sus necesidades en una caja con piedras.

Si es un gato callejero y aún no tiene el mes de edad para que pueda empezar a comer la alimentación anteriormente citada, es aconsejable dar leche de gato ya comercializada, cuatro o cinco tomas al día, y después de cada toma hacerles masajes en forma circular con algodón  empapado de alcohol en toda su barriga, como si fuera la lengua de la mamá, para así estimular la defecación y la micción. Si son gatitos muy desnutridos habrá que darles tres gránulos diarios de CALCAREA CARBÓNICA, CALCAREA FOSFORICA y CALCAREA FLUORICA para que no se produzcan deformaciones esqueléticas. Si están llenos de pulgas, muy frecuente en animales abandonados, podemos ponerles en forma de colonia esencia de menta, citronela y eucalipto.

Si sus heces son líquidas, es muy posible que tengan parásitos intestinales y es conveniente analizarlas para detectar que tipo de parásito tiene nuestra mascota, pero desde un principio podemos darles NUX VOMICA 5 CH tres gránulos dos veces al día, para proteger la mucosa intestinal y CINA 5CH tres gránulos dos tres veces día para ayudar a eliminar los parásitos en general.