Los productos homeopáticos

Imagen

Los productos homeopáticos

Los productos homeopáticos pueden ser de origen animal, vegetal, mineral o químico.

• Un ejemplo de producto de origen animal es el Apis (veneno de abeja) y se prescribe para curar, entre muchas otras patologías, a un animal con edema por picada de abeja, o cualquier otra enfermedad que curse con un edema similar al que provocaría la picadura de esta.

• La Belladona (planta: Atropa belladona) es uno de los remedios de origen vegetal más conocidos. Fue muy utilizada por las egipcias, ya que cuando la tomaban, les dilataba las pupilas, lo cual les hacia tener unos ojos más bonitos. Es una planta que se puede usar en casos de fiebre, cuando entre otros síntomas, el animal presente unas pupilas muy dilatadas.

• De origen mineral, el Mercurius (Metal mercurio) es un remedio usado en patologías que entre otras cosas cursen con agravación por la noche, o con los cambios de temperatura.

• Los Nosodes y isoterápicos, son preparados con órganos, secreciones o bacterias de otro individuo o del propio individuo.

Los productos homeopáticos se preparan siguiendo una metodología muy precisa, estudiada y practicada por el Dr. Hahnemann. El medicamento homeopático debe estar diluido y dinamizado. Por tanto el medicamento homeopático es una dilución hidroalcohólica del principio activo, de la que se obtiene la tintura madre. A partir de esta se diluye y se dinamiza, llegando a dosis infinitesimales. Sin duda alguna, la técnica de fabricación del remedio homeopático es la que proporciona el inmenso poder terapéutico de este.

Hay varias formas farmacéuticas de diluir el producto, y por esto todos los productos homeopáticos se prescriben con el nombre del producto, con la forma de dilución preferida por el veterinario homeópata y con un número que indica cuantas veces ha estado diluido el producto. Cuando mayor es el número, más diluido ha estado. Existen las diluciones centesimales (CH), decimales (DH), y korsakovianas (K). Si nos recetan Belladona 9Ch, estaremos tomando la planta Belladona homeopatizada (diluida y dinamizada) de la forma centesimal hasta 9 veces.

Hay muchas formas de presentaciones homeopáticas. La más frecuente es en gránulos y lóbulos, unas bolitas muy pequeñas que hay que disolverlas en los animales con un poco de agua y hacerles tomar vía oral.

Los remedios homeopáticos habrá que administrarlos varias veces al día, si se trata de enfermedades agudas, una vez al día en casos subagudos o menos a menudo en casos crónicos. Se prescribirán según evolucione la enfermedad.

Existen colirios, pomada, comprimidos, supositorios e inyectables.

La homeopatía hay que tomarla separada de las comidas para que sea mas efectiva.

2 comentarios en “Los productos homeopáticos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s